Escuela Holística de Registros Akáshicos | Nuria Remus

Escuela Holística de Registros Akáshicos

Preguntas frecuentes

Los Registros Akáshicos son nuestros “Archivos del Alma”, las “carpetas” en las que se encuentra guardada toda la información sobre nuestra existencia (experiencias, conocimientos, emociones, pensamientos, actos…) a lo largo de nuestras distintas encarnaciones. Esta memoria vibra en nuestro ADN, proviene de nuestras vidas pasadas, está en el linaje de nuestros ancestros y en nuestra vida prenatal y la vida presente.

Lo que podemos esperar de una lectura de Registros es acceder a un espacio transformador, donde se nos proporciona una información que nos impulsa en nuestro proceso evolutivo, que nos ayuda a comprendernos y a conocernos mejor a nosotros mismos, y nos muestra cuál es el patrón que estamos  siguiendo.

La lectura de Registros Akáshicos nos permite acceder a nuestro espacio sagrado, tomar conciencia de por qué nos ocurren ciertas cosas, por qué se repiten algunos patrones en nuestras vidas, y nos conecta con el verdadero Propósito de nuestra Alma, haciéndonos responsables y conscientes del momento presente. Las respuestas recibidas nos mostrarán el anclaje presente y nos entregarán pautas de sanación ante las posibilidades que tenemos para traspasar, aprender y sanar en nosotros lo que está bloqueado.

La información más habitual y más práctica que nos pueden proporcionar los Registros es aquélla que nos ayuda a entendernos mejor y a poder extraer las enseñanzas de nuestros sucesos de vida. Todo está conectado y tiene un propósito de ser; lo aprendido es la fuerza que te permite evolucionar. Aquí pongo especial énfasis en explicar que la lectura de Registros Akáshicos no es un método de adivinación del futuro, ya que tu futuro tiene un amplio abanico de posibilidades, según tu decisión personal de poner en práctica o no los recursos que te muestran que tienes a tu alcance. Debemos saber que la vida es una escuela y que hay un alto respeto ante nuestro libre albedrío. Los Registros nos guían como un GPS por el mejor de los caminos posibles para llegar a nuestro propósito; coger el camino fácil o bien cambiar de ruta dependerá de nosotros. 

El ejercicio de la creación de preguntas es en sí mismo un despertar de consciencia. Al escribirlas ya empiezas a mover la energía dentro de ti. Durante la Lectura te respondo y trabajo con 8 preguntas que vas a poner por escrito antes de nuestro encuentro. 

  • ¿Por qué ciertos patrones se repiten cíclicamente en mi vida? 
  • ¿Qué puedo hacer para crecer espiritualmente? 
  • ¿Por qué seguimos juntos mi pareja y yo? ¿Qué aprendizaje tenemos que hacer estando juntos? 
  • ¿Qué puedo hacer en este momento para superar esta situación que estoy viviendo? 
  • ¿Cómo puedo mejorar mi vida / trabajo / salud, etc.? 
  • ¿Cuál es la causa de que no consiga trabajo / dinero / salud / amor, etc.? 
  • ¿Qué cualidades tengo y cómo puedo desarrollarlas? 
  • ¿Qué bloqueos tengo que superar en esta vida?  
  • ¿Qué tengo que aprender de esta situación?
  • ¿Hay algo que yo deba saber en este momento?

Las preguntas que empiezan por “¿Cuándo…?” no te proporcionarán una información precisa.

Hay que tener en cuenta que, desde la perspectiva del Alma, el tiempo no existe, cosa lógica si partimos de la base de que nuestra Alma es infinita e imperecedera. Todo está ocurriendo en el Aquí y Ahora en diferentes dimensiones. Como seres humanos nos cuesta entender este concepto, ya que vivimos en una dimensión donde el tiempo pasa, vemos correr las horas en el reloj, y por ello para nosotros el tiempo sí es importante. Por eso quiero hacer hincapié en algo fundamental: el Alma no muere.

Si tienes la expectativa o idea mágica de que los Registros te ayuden y te sanen sin tú hacer nada, te sentirás defraudado. No puedes esperar de una lectura de Registros Akáshicos que se resuelvan todos tus problemas como con una varita mágica, y que aparezca el príncipe azul o nades en la abundancia de repente. Ellos te muestran el camino, y ahí eres tú quien ha de tomar la responsabilidad de ponerte manos a la obra, o puedes decidir no mirar hacia ti y seguir poniendo la responsabilidad fuera. Ellos, los Guías, nos orientan y nos guían, pero el resto del trabajo nos toca hacerlo a nosotros.

Conviene dejar pasar cierto tiempo entre Lectura y Lectura, principalmente para asimilar la información que hemos recibido y para integrarla; de nada sirve recibir una información y no hacer nada con ella. Esperar entre 3 y 6 meses es el tiempo adecuado para que la Lectura se aposente y dé frutos. Puedes integrarla y trabajarla dentro de tu proceso terapéutico, ver los mecanismos de defensa que se te despiertan ante los mensajes de tu Alma. El trabajo con tu carácter Ego es importante para este trabajo.

Después de la Lectura y la Sanación Akáshica te enviaré (si así sale durante el proceso de Lectura) los ejercicios correspondientes para que lleves a cabo en tu casa, con tu propio compromiso ante tu sanación. Es importante que realices estos ejercicios para que la Lectura dé el efecto de sanación deseado.

Trabajo para proporcionarte las herramientas que te permitirán abrirte a lo Transpersonal y confiar en tu intuición, para darte la oportunidad de conocer los recovecos de tu Alma a través de la lectura de Registros Akáshicos, que nos conecta directamente con nuestra memoria álmica, y, así, ponerte en la dirección correcta para conseguir tu propósito de vida.

A la vez, como terapeuta Gestalt, mi misión es acompañarte en la navegación por el mar de las luces y sombras que te conforman y ayudarte a entrar en contacto con el amor natural que todos albergamos en nuestro interior. Confío plenamente en que cada persona encuentra el acompañamiento que está destinado a necesitar en este camino de vida;  creo que cada persona llega al terapeuta adecuado en su momento vital preciso. Es importante que te resuene lo que escribo o lo que te muestro. Vas a abrir tu corazón y tu alma ante mí, y es fundamental que te sientas cómod@ ante lo que ofrezco. Hay muchos lectores de Registros, con estilos diferentes; es bueno que sepas que el mío tiene una orientación terapéutica importante. 

En algunas ocasiones no hay respuesta para una determinada pregunta en este momento; hay que confiar en que los Registros consideran que no se está preparado para recibir la respuesta. Ellos nos mandan los mensajes y respuestas de lo que hoy podemos anclar y escuchar. Paso a paso, con tu trabajo y constancia, irás recibiendo cada vez con más profundidad. Puedes comerte una pizza hoy para cenar; si te ponen encima de la mesa las pizzas de medio año, estoy segura de que las dejarás sin tocar, incapaz de seguir comiendo.

La Lectura puede grabarse, y es muy recomendable hacerlo. A menudo sorprende, al escucharla en días posteriores, cuánta información no se  había oído ni integrado; por eso grabarla te da la posibilidad de hacerte de guía a largo plazo.

En algunas ocasiones la grabación no queda registrada; confío en que el cliente ha recibido la semilla que necesitaba y es suficiente para él en este  momento.

Todas las personas que sientan el llamado interior tienen la capacidad de conectar con los Registros Akáshicos. Todo el conocimiento está abriéndose ante nosotros a medida que vamos trabajando y aumentando nuestra capacidad de escucha para ser guiados en nuestro camino evolutivo.

En la antigüedad el acceso a los Registros estaba restringido a unos pocos iniciados. En el tiempo actual, un tiempo de cambio, de transformación y conocimiento, los Registros Akáshicos se abren a todos; están disponibles para toda la Humanidad con el fin de favorecer su proceso evolutivo.

Escuela Holística de Registros Akáshicos

La Escuela Holística de Registros Akáshicos surge  de la creencia de que es importante combinar la andadura de los Registros con el trabajo personal propio de la biografía de vida, la meditación y el trabajo con el cuerpo, como preparación para ser un buen canal. Mi formación nace de una filosofía de trabajo a nivel personal basada en la constancia en el trabajo del propio ego, la sanación de la familia de origen y el conocimiento de uno mismo, para así ser cada vez un mejor canal, guiado por el respeto y las ganas de estar al servicio de que la consciencia del ser humano despierte, sane y evolucione.

Mi compromiso y misión parte de ofrecer a todas aquellas personas que quieran adentrarse en el uso de esta herramienta un lugar de respeto para poder aprender su técnica, apoyándolas en su crecimiento sin dejar de lado todas las estructuras que nos conforman física, energética, mental y espiritualmente.

Nuestro tránsito por esta vida terrenal se produce en diferentes frecuencias:

  • El cuerpo físico: Puede parecer un mero envoltorio, pero debemos responsabilizarnos de su cuidado, ya que alberga nuestro Ser. Cuidar nuestra alimentación es clave para mantener un cuerpo sano y equilibrado y alejarnos de todo aquello que puede perjudicarlo: síntomas nocivos, enfermedades, dolor…
  • El cuerpo mental: El Ego, ese ego que, si no es trabajado, puede acabar por dominarnos. Muchas creencias erróneas pueden llegar a cristalizar en nuestro ADN, manteniéndonos atrapados en patrones de conducta erróneos que solo contribuyen a fortalecer nuestro Ego, alejándonos de la Unidad.
  • El cuerpo emocional: Almacenamos emociones sin resolver en nuestro interior (rabia, miedo, tristeza, desconfianza), tanto propias como pertenecientes a nuestro sistema familiar. La sanación de nuestra herencia emocional nos proporciona paz y equilibrio.
  • El cuerpo espiritual: Energía, Alma, Conciencia. Creer que solo somos materia es un gran muro que nos impide ver nuestra verdadera esencia.

La perspectiva holística con los Registros Akashicos percibe al ser humano como un todo. Por ello, cultivar cada una de nuestras partes para unirlas entre sí nos ayuda a elevar nuestra vibración y nivel de frecuencia.

¿Qué son los registros Akáshicos?

Los Registros Akáshicos son nuestros “Archivos del Alma”, las “carpetas” en las que se encuentra guardada toda la información sobre nuestra existencia (experiencias, conocimientos, emociones, pensamientos, actos…) a lo largo de nuestras distintas encarnaciones. Esta memoria vibra en nuestro ADN, proviene de nuestras vidas pasadas, está en el linaje de nuestros ancestros y en nuestra vida prenatal y la vida presente.

Durante nuestra existencia hemos vivido distintas vidas, hemos pasado por todo tipo de situaciones: alegrías y tristezas, triunfos y pérdidas, sueños hechos realidad y traumas. Dichas memorias inconscientes pueden guardar deudas con otras almas: muertes violentas, pactos de amor eterno, misiones incumplidas, duelos no realizados… Todo cuanto hemos experimentado queda guardado en nuestros Registros, a los que podemos acceder en busca de orientación, guía y búsqueda de la sanación.

“No somos seres humanos atravesando una experiencia espiritual; somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”.

Los Registros nos ayudan a comprender los daños que nuestra Alma ha sufrido a lo largo del tiempo, los trozos de nuestra Alma que se han perdido y quedado anclados en asuntos no resueltos en otras vidas. De la recuperación de nuestra Alma, de tomar consciencia de la repetición de patrones de conducta y de la comprensión brota la semilla de la sanación que nos llevará a incrementar nuestra energía y vibración, mejorando aquellos aspectos de nuestra vida que están estancados en el Aquí y Ahora (fobias, miedos, patrones relacionales nocivos, sexualidad complicada).

“Lo que llevas en tus manos es temporal, lo que llevas en el Alma es infinito”.

¿Necesitas más información? Contacta conmigo ahora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
× WhatsApp